La instalación de energía eólica alrededor del mundo continua en acenso y puede que un futuro no lejano llegue a una escala tal que iguale los precios de otras energías basadas en combustibles fósiles tal como el petróleo. En particular, países como Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda están instalando éste tipo de turbinas en plataformas marinas generando cantidades significativas de electricidad para abastecer pueblos y ciudades.  Un reciente estudio de la Universidad de St Andrews en Escocia realizado en  estos parques eólicos han arrojado un descubrimiento con un impacto sumamente positivo en la conservación de la naturaleza. Las bases que soportan estas estructuras (mástiles) que se encuentran bajo el agua se han convertido en soportes sobre los cuales organismos como langostas, cangrejos y otros organismos marinos pueden vivir en comunidad.  Inclusive se ha reportada la observación de corales conformados por diferentes especies. 

Este resultado muestra que dichos parques, los cuales prohiben el ingreso de barcos pesqueros, cargueros de contenedores o petróleo por ejemplo, se pueden convertir en lugares de conservación donde se restaure fauna en peligro de extinción tal como corales y vertebrados marinos entre otros, restaurando así ecosistemas vitales para la continuidad de la vida en la tierra. En este caso excepcional  de biomímesis, la naturaleza y una tecnología de energía limpia se combinan a través de los siguientes principios de vida: 

  • Incorpora la diversidad. 
  • Usa energía disponible a nivel local. 
  • Construye de abajo hacia arriba. 

Fuente: Anthropocene  

What's your reaction?
0none

Add Comment

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

es_MXSpanish