En los últimos días, la universidad MIT en USA ha reportado el desarrollo de un pegante inspirado en biomímesis para aplicaciones submanrinas y como sellante de tejidos , evitando el sangrado de potenciales pacientes. Los investigadores han tomado como modelo una sustancia pegajosa de  percebes marinos.  Increíblemente, una herida puede cerrarse en 15 segundos después de la aplicación, inclusive en presencia de sangre. El material ha sido creado a partir de ácido poliacrílico inmerso en un éster que provee adhesión y otro compuesto llamado quitosán , el cual sirve para fortalecimiento.

Durante las pruebas, se pudo observar que cuando el material es palicado a una superficie seca, éste repela la sangre y otros componentes presentes, permitiendo que las partículas del adhesivo generen enlaces cruzados y formen un sellado ajustado encima de la herida.      

 

Fuente: Mint Lounge

What's your reaction?
0none

Add Comment

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

es_MXSpanish